Ruta nº 14 – Cueva de Arpea

MIS ITINERARIOS – TERCERA FASE – NUMERO 10 – CUEVA DE ARPEA.

No anunciaban buen tiempo para el pasado sábado día 28 de marzo, pero como la semana había tenido unas temperaturas “quasi” veraniegas, pensé que realizar este recorrido no tendría problemas, ya que a las fechas que estamos el tiempo no es, lógicamente, tan duro como un par de meses antes.

Por lo tanto, y depués de pensarlo, decidí arriesgarme, y el sábado madrugué más de lo normal para estos casos y me encaminé hacia la ruta elegida: La Cueva de Arpea.

Este recorrido se sitúa justo en la frontera con Francia, hay que coger la N-135 en dirección Francia, pasar Aurizberri / Espinal, llegar hasta Aribe, y desde aquí dirigirnos a Orbaitzeta y, una vez pasadas las ruinas de la fábrica de armas, tomar la pista de la derecha hacia Azpegui, donde existe una interesante ruta megalítica,  ascendiendo hasta llegar a la muga con Francia, y más concretamente hasta el mojón nº 212.

Entre la fábrica de Orbaitzeta y el mojón nº 212 la pista discurre por un bosque de hayas. Vale la pena hacer algunas paradas por el camino, ya que el recorrido oculta rincones de gran belleza. También pueden observarse varios dólmenes y cromlech que se identifican por medio de unos mojones de piedra, ya que de otra forma sería difícil apreciarlos ya que el pasto, prácticamente, los ha tapado.

Rebaño de caballos en el camino hacia Azpegi

Rebaño de caballos en el camino hacia Azpegi

Una vez allí (Hora y Media de Viaje) todo merece la pena, el sitio es impresionante. Estas (Creo haber leído en algún sitio) a 1200 m de altura y las vistas son impresionantes; la única pega fue que el día estaba nublado y la niebla entraba y salía con bastante rapidez, impidiéndote ver todo el paisaje por completo. Hacia el norte, y mirando hacia abajo, aprecias multitud de caseríos “gabachos” esparcidos por todas las laderas.

Una vez has llegado, enseguida ves un letrero que te indica la dirección de la cueva, a 3 km de distancia. Existe un camino asfaltado que desciende, existiendo varias regatas que lo atraviesan precipitándose hacia el fondo del valle, que se encuentra a nuestra izquierda.

Caseríos "gabachos" al fondo del valle

Caseríos "gabachos" al fondo del valle

Debido a la altura no existe vegetación lo que te hace apreciar amplias vistas sobre el valle y las montañas cercanas. Como quiera que caminamos paralelo a la frontera, esto nos permite ver ambas regiones, así podemos ver el monte frances Erroitzate a la izquierda, cuyas laderas están constantemente surcadas; a nuestra derecha vemos la cima del Mendizar, en el Irati navarro.

El Erroitzate francés (1.135 m de altura)

El Erroitzate francés (1.135 m de altura)

Siguiendo el camino, que no tiene pérdida, vemos varias bordas de ganado, ya que el paisaje, plagado de pastos, hace que la aparición de estas edificaciones sea incustionable. Llega un momento en que el camino termina en una borda; atravesamos la explanada que nos diriga a la ladera de un monte en la cual una senda nos acerca, definitivamente, a la Cueva de Arpea. En esta zona hay que tener un poco de cuidado ya que, aparte de que es muy estrecha, la ladera de la montaña, a nuestra izquierda, es muy pronunciada, y un tropezón o un descuido, nos podría acarrear algún problema.

Cueva de Arpea desde la lejanía

Cueva de Arpea desde la lejanía

Siguiendo la ladera, durante 5 minutos, llegamos a la Cueva, cuya zona está protegida por la presencia, a todo su alrededor, de lomas que hacen que la zona se asemeje a un pequeño valle particular.

La cueva aparece enseguida y parece ser una gran tienda de campaña. Bajo ella transcurre una pequeña regata que se pierde en la profundidad del valle. Junto a la cueva podemos apreciar un rincón muy agradable en el cual hay un pequeño complejo pastoril que hace la vista muy apetecible. Pasamos la regata a través de un puente de madera y podemos acercarnos a la entrada de la cueva que, actualmente, es un redil de ganado. La cueva en sí, interiormente, no tiene ningún valor; lo interesante es apreciar en la entrada de la cueva como los diferentes estratos de los que está compuesta la roca se pliegan dando lugar a esta pequeña cueva. El origen de este fenómeno está en el empuje tectónico que experimenta el terreno. Gracias a la elasticidad de la roca ésta se deforma dando lugar al pliegue.

Complejo Pastoril delante de la cueva

Complejo Pastoril delante de la cueva

Después de un buen rato en la zona, en donde saqué varias fotos, emprendí el regreso hacia el mojón nº 212, viendo, además, que el día se ponía un poco “chungo”, ya que comenzaba a echarse la niebla y se escapaba algún pequeño copo de nieve. La entrada de la niebla sobrecoge un poco, ya que da la sensación de hallarse en un sueño: las montañas circundantes parecen terminar bruscamente unos metros más arriba, y el silencio denso y sordo tan solo se quebraba por el graznar esporádico de algún cuervo. El día no era el apropiado, pero no encontré, absolutamente, a nadie, ni andando ni con vehículo (El camino es totalmente viable para cualquier vehículo), y ante ésto albergué la esperanza de divisar algún ciervo que por allí habitan, pero el “señor de los bosques” no apareció por ningún lado.

Pliegues de la cueva de Artea al detalle

Pliegues de la cueva de Artea al detalle

Después de 2 horas y media regresé al coche y me dispuse a visitar, con tranquilidad, la fábrica de armas de Orbaitzeta, donde ya había estado en alguna otra ocasión, pero sin detenerme tanto como hice en esta ocasión, saqué las fotos de rigor, y de regreso, parada en Zubiri, pincho de chistorra, cerveza y “pa” Tafalla.

Fábrica de armas de Orbaitzeta

Fábrica de armas de Orbaitzeta

Hasta otra.

Anuncios

3 comentarios el “Ruta nº 14 – Cueva de Arpea

  1. Bonito sitio. Estuve este verano en la fábrica de armas y aunque había estado hacía años me fascinó. Parece que te vas a a encontrar con algún soldado napoleónico o carlista en cualquier momento.

  2. En el barrio de la fábrica había un barico en donde daban unos huevos con chorizo de muerte… ¿No los probastéis ninguno de los dos?

  3. Hola, preciosa excursión.
    ¿Es obligatorio dejar el coche en el mojon 212 o se puede acercar un poco mas para acortar el tiempo de caminar?. ¿Es factible la ecursión con un niño de 5 años?
    gracias.
    Andrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s