5ª Etapa

ESTELLA – LOS ARCOS.

Franc New Town sabía que le esperaba una dura jornada. Sin amanecer, descendió de su coche que había dejado aparcado junto a una antigua gasolinera, que en esos momentos estaba cerrada, de la pequeña localidad de Arcs. La cafetería del Hotel Mónaco comenzaba a recibir los primeros clientes de la mañana. Tras una corta espera,  a su izquierda, y al final de la avenida, vislumbró la silueta del autobús que lo llevaría a la capital de la comarca. Desesperadamente despacio el autobús se fue acercando al lugar de la parada, se abrieron sus puertas delanteras, y un joven sudamericano con vestimenta “latin king” bajo del mismo. Franc y el “latin king” cruzaron sus indiferentes miradas. Una vez dentro del autobús se sentó en la tercera fila de adelante. El vehículo iba vacío salvo el conductor y una señora que no paraba de hablar con él. Franc pensó que como se podía hablar tanto a esas horas de la mañana. Veinte minutos después, y con la señora sin parar de hablar, el vehículo llegaba a la estación central de la capital de la comarca. La señora, por suerte, se perdió por una calle aneja a la estación. El reloj marcaba las 7,40 horas y la soledad reinaba en el ambiente. 

¡En fin vamos a dejarnos de gilipolleces y vamos a seguir con nuestra pequeña aventura!. Hoy toca la 5ª estapa de “Mi Camino a Santiago”.

No hace falta ser inteligente para descifrar quien és el Franc del primer párrafo.

Dicho esto comencemos diciendo que a la hora que marcaba el reloj en el “relato” empezé la etapa saliendo de la Estación de autobuses de Estella. Me acerqué al albergue donde el sábado pasado había cuñado mi credencial y desde allí, siguiendo las instrucciones que me indica una pequeña guía que llevo, comencé a caminar.

La concha sigue estando presente. Esta indica el Camino en Estella

La concha sigue estando presente. Esta indica el Camino en Estella

Atraviesas Estella, y sin enterarte, a los 25 minutos de haber comenzado, llegas a Ayegui. Atraviesas esta localidad, que no tiene mucho interés, y enseguida (13 minutos) llegas al Monasterio de Irache. Esta edificación merece la pena, ya que está ligada al Camino de Santiago, puesto que, incluso antes de la fundación de Estella, sus monjes ya acogían a los peregrinos. Perder 15 minutos contemplando los diferentes edificios que lo conforman merece la pena. Tengo entendido que el Gobierno Central quiere restaurarlo para convertirlo en Parador Nacional. El Monasterio es inmenso y la cantidad a desenvolsar será muy grande. Es la tercera vez que visito este Monasterio, y una de las veces pude acceder al claustro central; es el mayor que he visto. Tengo que hacer constar que 50 metros antes de llegar al Monasterio hay unas naves de Bodegas Irache, y antes de las naves está la llamada “Fuente del Vino“. Tiene dos grifos, el de la derecha saca agua y el de la izquierda saca vino. Han tenido que poner una verja, ya que al principio llegaban camionetas, por la coche, cargadas de garrafas y dejaban la fuente (del grifo de la izquierda) prácticamente seca. En la actualidad también se puede ver la imágen de la fuente (En directo) a través de internet. Pincha aquí y lo podrás comprobar.

Torre Principal del Monasterio de Irache.

Torre Principal del Monasterio de Irache.

Cuando llegué a la fuente había un peregrino que me preguntó porqué no salía vino, le dije que, probablemente, porque era muy temprano. Me preguntó, también, si yo era alemán (¿Me vería la cabeza cuadrada?), le dije que no, y como me preguntó en inglés no creí conveniente seguir con él (Para no entendernos mejor seguir solo). Nos sacamos, mutuamente, sendas fotos en la fuente y seguimos nuestro camino.

En la Fuente del Vino. Antes de llegar al Monasterio de Irache.

En la Fuente del Vino. Antes de llegar al Monasterio de Irache.

Una vez dejado el Monasterio nos acercamos a la Urbanización Irache que, una vez atravesada, da paso a un bonito y frondoso bosque mediterráneo desde el que se aprecia, a su izquierda, la silueta de Montejurra; digo silueta ya que a esa hora el sol está saliendo y le pega por detrás. El peregrino de la fuente me antecedía unos 50 metros.

En un claro del bosque, y girando la mirada hacia la derecha, se divisa, clara y perfectamente, toda la Sierra de Urbasa, y así alcancé al peregrino, ya que en esos momentos estaba haciendo fotos de la sierra. Me preguntó, en francés, que era aquello, y le conté, a grandes rasgos, dentro de mi francés primitivo, algo de la Sierra de Urbasa. Seguimos juntos durante hora y media, hasta llegar a Villamayor de Monjardin, atravesando antes Azqueta.

Durante este trayecto me contó que era canadiense, de Quebec; se llamaba Jean Pierre, trabajaba en un Departamento de distribución geográfica de la Sanidad Nacional de Canadá, tenía todo el mes de vacaciones y quería hacer todo el trayecto, hasta Santiago, de una vez. Me preguntó por las tradiciones, comidas, etc. de Navarra, y durante el trayecto le expliqué, dentro de lo que pude, todo lo que se me ocurrió y algo más. Las palabras que yo no sabía en francés, se las decía en castellano, sacaba un pequeño diccionario y las traducía.

Cuando llegamos a Villamayor de Monjardín nos paramos en la “Fuente de los Moros”, vimos, por detrás, las dos torres de la bodega-restaurante y la torre de la Iglesia de San Andrés que, como en la mayoría de los pueblos pequeños, sobresale sobre los demás edificios. También y, desde abajo del pueblo, se divisa el Castillo de Monjardin, del año (creo) 1060. Jean Pierre sacó un libro que llevaba donde se cuenta la historia de todos los pueblos que atraviesas en el camino, y estuvimos viendo un poco la historia de Villamayor.

Castillo de Monjardin visto desde Villamayor.

Castillo de Monjardin visto desde Villamayor.

Como vi que no tenía ninguna prisa por seguir, ya que se lo estaba tomando con mucha tranquilidad, sentado en un banco en el atrio de la Iglesia, le dije que yo tenía algo de prisa, ya que quería estar en Los Arcos a las 12,30 horas, nos despedimos con un apretón de manos y el típico “Buen camino”, esta vez en castellano.

Tengo que decir, muy a mi pesar, que a partir de Villamayor de Monjardin y hasta Los Arcos el paisaje, para mí, es el “menos bonito” que he pasado en todo el camino. Se trata de 12 km de caminos de concentración parcelaria. El trazado es a base de caminos muy anchos, completamente llanos y muy largos, en los que apenas divisas el final y que se te hacen interminables. Estos caminos están bordeados por campos de cereal, vid y olivos.

Tras una pequeña loma, y después de pasar un humedal bajo un pinar, sin apenas enterarte, te das de lleno con Los Arcos. Entras por una calle de tiempos medievales, y alcanzas la plaza donde se encuentra la majestuosa Iglesia de Santa María, que es un edificio totalmente desproporcinado, en cuanto a volumen,  con la localidad que lo acoge. Después, investigando, me he enterado que esta Iglesia se levantó en el siglo XVI, en los mejores tiempos de Los Arcos, cuando gozaba de los privilegios  de ser lugar fronterizo entre Castilla y Navarra, libre de impuestos.

Una vez admirada la Iglesia por su exterior (Ya que, como la mayoría, se encuentra cerrada), sales por un pequeño arco, atraviesas la carretera y, junto a la Casa de Cultura, está el albergue de peregrinos, donde una amable señora, con acento extranjero, te cuña la credencial.

Composición diversas tomas Iglesia Santa Maria de Los Arcos.

Composición diversas tomas Iglesia Santa María de Los Arcos.

Son las 12horas y 20 minutos, han pasado 4 horas y 40 minutos dede que Franc se bajó del autobús y vió como la señora se perdía por las calles anejas a la estación de la capital de la comarca.

Comentaré que vi 4 peregrinos durante el camino, al llegar a Los Arcos vi a otros 3. Lo que no vi fue peregrinos en bicicleta, se nota que el frío ya empieza a hacerles mella. Los andarines estamos al pie del cañón las cuatro estaciones del año.

La proxima semana más. Ya dejaré Navarra y entraré en La Rioja.

Buen Camino.

NOTA: Si quieres ver esta etapa con todo tipo de detalles, pincha aquí

5 comentarios el “5ª Etapa

  1. Con pan y vino se hace el camino ¿no? ¿Cómo puede estar la fuente cerrada?

  2. A partir de ahora haznos una detallada explicación de las mejores bodegas que te vayas encontrando por La Rioja.

  3. Estoy de acuerdo con lo del vino. Podías organizar una especie de cata del camino. Seguro que encontrarás voluntarios para ayudarte.

  4. ¿No has pensado en lo bien que te vendría un cursillo rápido de inglés o francés? Podrías contarnos más cosas de tus compañeros de viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s