2ª Etapa

LARRASOAÑA – PAMPLONA

El sábado 4 de octubre salió nublado y con riesgo de lluvia, prolongación de lo que había sucedido el viernes. Ese es el único miedo que tengo a la hora de hacer el camino, que me llueva, lo demás, más o menos, lo puedo controlar. No obstante, y viendo el cielo emcapotado, me decidí a seguir “mi aventura”.

A las 7,15 horas salí hacia Pamplona, ya que el día anterior, había quedado con mi compañero de trabajo Miguel Solchaga, a que me llevaría hasta Larrasoaña. A las 8,00 horas emprendíamos viaje a Larasoaña, desde los Corralillos del Gas en Pamplona,  y a las 8,15 horas me bajaba de su coche y emprendía la 2ª etapa del Camino.

Como me temía “chispeaba” un poco, y mientras la cosa no fuese a mayores, se podía emprender la caminata.

Ni que decir tiene que Larrasoaña no es Roncesvalles, y por lo tanto, el número de peregrinos descendió considerablemente. Estaba yo solo. Normalmente la 1ª etapa la terminan en Zubiri, y de esta localidad a Larrasoaña hay 6 km, y por lo temprano de la mañana todavía no habían llegado a pasar por Larrasoaña.

La etapa en sí es muy sencilla y de agradable caminar. No tiene apenas desniveles, y las únicas ascensiones (Si así se pueden calificar), son las de Akerreta, Arleta y el final de las murallas de Pamplona (Portal de Francia).

A los veinte minutos del inicio de la etapa pasas por Akerreta, donde hay un pequeño hotelito (Ver foto), en el que la tranquilidad es especial, ya que solo se oye el cantar de los pájaros.

Akerreta - Hotel

Akerreta - Hotel

A los 4,00 km pasas por Zuriain, y aquí es el único lugar donde tienes que salir a la Carretera. Tan solo son 5 minutos de andar por el arcen, puesto que enseguida giras a la izquierda para llegar a Ilurdotz, pasado este pueblo, me encontré con el primer grupo de peregrinos, se trataba de 3 peregrinos franceses, de los que me impactó los “mochilones” que llevaban. Su vista por detrás se resumía en un bulto, relativamente cuadrado, por el que salían dos piernas.

Un par de kilómetros más adelante, también adelante a un peregirno francés, que iba en solitario, y con quien “chapurreé” alguna frase en francés, a modo de saludo y de presentación.

Este peregrino me dio la sensación que descendía de japoneses, ya que sus rasgos así lo delataban. También le ayudaba algo el gorro que llevaba; se trataba de uno de esos gorros que se ven, habitualmente, en las películas de la 2ª guerra mundial, y que, lógicamente, llevan los japoneses. En fín, ya no sé si el gorro resaltaba sus facciones o si sus facciones eran auténticas.

Adelantado el “francés-japonés”, llegas enseguida a Irotz. Pasado el puente, al final del pueblo, hay dos opciones, el coger el camino auténtico o coger el paseo fluvial del Arga de reciente construcción. El sábado el camino auténtico estaba cortado por unas obras que se están haciendo el Zabaldika, por lo tanto tuve que coger el paseo fluvial durante 500 o 600 metros.

Seguimos el camino y pasamos por el señorío de Arleta, de propiedad privada, pero que permite el paso de los peregrinos. Aquí se aprecia una ermita, un edificio abandonado y una “caballeriza” abierta que delata su uso agrícola en tiempos pasados. Nada más pasar el Señorío ya vemos, a la izquierda, los primeros signos de “civilización”, ya que podemos divisar Olloki y Gorraiz.

Ermita en el Señorio de Arleta

Ermita en el Señorío de Arleta

Entre el Señorío de Arleta y Villava adelanté, otra vez, a un grupo de 5 franceses (3 mujeres y dos hombres), antes de empezar una pequeña subida, cuya bajada desemboca en la Ermita de la Trinidad de Arre. En esta subida tuve la oportuinidad de contactar con el único peregrino con el que pude hablar en castellano. Se trataba de un señor catalán, de nombre Salvador Marsol, cuya presencia en Navarra, aparte de hacer el Camino, que se lo está haciendo poco a poco, era la de ver a su hijo Francesc Marsol realizar la media maratón Roncesvalles – Zubiri, por el Camino de Santiago (3ª edición). Francesc Marsol fue el ganador de la 2ª edición, y la organización de la carrera lo había invitado a esta edición si bien estaba algo lesionado de la rodilla (Ver Diario de Navarra del día 3 de Octubre de 2008).

Ermita de la Trinidad de Arre

Ermita de la Trinidad de Arre

Me acompañó hasta la Ermita de la Trinidad de Arre ya que se quedó en ella para cuñar la credencial. Pasé Villava que iba a comenzar sus fiestas patronales, crucé Burlada y llegué a Pamplona, justo bajo la Catedral en la perpendicular de la carretera donde se ubica el Puente Medieval de la Magdalena. Pasé por las murallas, crucé el Portal de Zumalacárregi, y a través del Casco Viejo de Pamplona llegué a la Plaza del Ayuntamiento.

Portal de Zumalacárregui o Portal de Francia

Portal de Zumalacárregui o Portal de Francia

Me dirigí a la Calle Compañía, que es donde está el albergue de “Jesús y María”, para sellar la credencial, y me encontré que estaba cerrado, y hasta las 13,00 horas no abrían. Su teléfono tampoco me contestaba. Un Policía Local me informó que en el Arzobispado de Pamplona, me la sellarían. Al final de la Calle Dormitalería a la izquierda esta el edificio del Arzobispado. Me acerqué hasta allí y me sellaron la credencial. Habían pasado 3,50 horas desde que a las 8,15 horas había salido de Larrasoaña.

En el trancurso desde el Arzobispado hasta los Corralillos del Gas me encontré, de nuevo, con Salvador Marsol, con los 5 peregrinos franceses a los que había adelantado antes de Villava y con dos conocidos de Tafalla.

Cogí el coche a las 12,15 horas para viajar a Tafalla, donde me estaba esperando una extraordinaria paella que nuestra amiga Tere Ballesteros nos estaba preparando, a la cuadrilla, en la Sociedad Eskal.

NOTA: Si quieres ver la etapa, con todo tipo de detalles, pincha aquí.

Anuncios

4 comentarios el “2ª Etapa

  1. Bien Patxi, bien. Me perece una experiencia extraordinaria tanto la iniciativa del hacer el camino como el hecho de que lo cuentes de forma tan amena. Animo con el resto del camino navarro…

  2. Esta descripción tan detallada del camino , además de hacerlo vivencial para los que te ” seguimos “, invita a realizarlo.
    Aupa y que no decaiga…..¡¡¡

  3. Ánimo Patxi, esto solo es el principio, pero dicen quienes lo han hecho, que el Camino es una gozada. Seguiremos con interés tus comentarios. ¿Todas las etapas van a terminar con festín gastronómico o la paella de Tere fue una casualidad?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s